Monitoreo de los proyectos formativos y de preservación, para verificar su sustentabilidad.

Más de 800 niñas, niños y jóvenes indígenas beneficiados.

10 casas de la Niñez Indígena en 5 estados de la República.

Durante 2020 brindamos seguimiento al Modelo de Proyectos Formativos y de Preservación del Patrimonio Indígena implementado durante los últimos 10 años en las Casas de la Niñez Indígena.

Se estableció un cronograma de entrega de reportes.
A través de ellos reportes pudimos comprobar que los productos obtenidos de los Proyectos productivos se encontraban destinados al autoconsumo de las casas.
Debido a la pandemia global del virus SARS-CoV2 (COVID-19), los niños y jóvenes beneficiados de las Casas continúan confinados en sus domicilios.  El personal de las Casas y padres de familia, se encuentran enfocados en el mantenimiento a los Proyectos, en los casos en que es posible (gallineros  y huertos, por ejemplo).